Miomas uterinos. Heridas emocionales de una mujer desvalorizada

El Universo bendice a la mujer con el don de dar la vida a través de uno de los órganos más sagrados: el útero, que desde el plano espiritual y energético recibe el nombre de «vida». En el útero poseemos un importante centro de captación de energía femenina que contiene vida, es vida y genera vida, por eso su nombre no podría ser más adecuado. Es uno de los órganos más importante para la mujer en todos los planos y por ello, también es uno de los más delicados física, emocional, psicológica, energética y espiritualmente, porque en él se manifiestan todas nuestras actitudes equilibradas y desequilibradas como mujer. Con el término «mujer» me refiero al desdoblamiento de la palabra en todos los papeles como hembra mamífera: hija, madre, amante, esposa, etc.

Por ser un órgano tan delicado, la mayoría de las mujeres realizamos todos los cuidados médicos posibles para asegurarnos que todo funciona con normalidad, pero en muchos de los casos, en una de esas revisiones médicas aparecen problemas o señales de alarma que nuestro cuerpo nos está enviando, como los miomas uterinos. Surgiendo un abanico de sentimientos negativos como miedo, inseguridad, incertidumbre y preguntas sin respuestas; entre ellas ¿estaré teniendo todos los cuidados necesarios? ¿Qué he hecho mal para que me aparezca un mioma? La cuestión es que esas no son las preguntas adecuadas para comprender que ha sucedido en nuestro cuerpo para generar un mioma. En realidad, ¿las mujeres cuidamos adecuadamente del útero? ¿Tenemos noción de la importancia que el útero tiene en nuestra vida? ¿Por qué no todas las mujeres sufren este tipo de anomalías en su útero?

En muchos casos la mujer se olvida que el cuerpo humano está formado por energía que compone la materia que nos forma. Materia que tiene una alta composición de agua, que a su vez está relacionada con las emociones. Son estas emociones que nutren y alimentan las células de cada órgano de nuestro cuerpo de forma negativa o positiva. Por eso, el útero no solamente necesita cuidados médicos, sino también emocionales y energéticos, puesto que los sentimientos negativos dañan su energía, estructura celular y en última instancia degeneran la materia, provocando alteraciones en su masa: miomas.

psihologiya1

La energía del útero debe estar equilibrada, ya que contiene un centro de energía importante que se desequilibra con facilidad con nuestras actitudes, miedos, inseguridades y recelos. Este centro está conectado a la energía de la diosa que crea y sustenta vida en todos los planos, la energía de la feminidad y de la madre. Esta energía no solo se manifiesta en nuestras capacidades como mujeres mamíferas sino también de crear proyectos, sueños u objetivos de vida; en la capacidad de fertilizar una semilla que con amor, dedicación y empeño dará su fruto.

Pero, ¿qué sucede cuando esa semilla no tiene el alimento adecuado? En muchos de los casos surgen los miomas. El alimento perjudicial para el útero son sentimientos que desvalorizan la energía femenina de creación, maternidad y fertilidad. Clínicamente, sabemos que los miomas son formaciones nodulares que se desarrollan en la pared muscular del útero a partir de una única célula muscular que contiene en su código genético una tendencia para crecer que se transformará en un mioma o tumor benigno.

Dependiendo de su localización reciben diferentes nombres, pero en este caso no es su connotación científica lo que nos importa, ni sus diversos nombres sino ¿qué provoca la aparición de los miomas? ¿Por qué esa célula inicial tiene tendencia a crecer? Médicamente, no saben exactamente cual es la razón por la que aparecen, solo hablan de edades, razas, cuestiones genéticas hereditarias, pero nada en concreto. En cambio, desde la medicina psicosomática y energética es muy simple comprenderlo.

El desarrollo desmesurado de esa primera célula muscular está provocado por un patrón de pensamiento negativo, prolongado durante un largo periodo de tiempo, en muchos casos, incluso hereditario. Pero atención, no es hereditario el mioma, sino el patrón de pensamiento que lleva a que este aparezca.

Existen dos sentimientos principales, que generan el cuadro de aparición de este tumor benigno: desvalorización como mujer y abuso, que se reflejan en todas sus facetas como mujer mamífera. Si la mujer ha vivido en un ambiente en el que su madre, abuela, hermanas, tías o incluso amigas cercanas no tienen una autoestima elevada, la mujer resuena con lo que ha convivido, se alimenta de ello, por eso, posee un porcentaje elevado de posibilidades de heredar un cuadro emocional negativo similar al de las mujeres de su entorno. En este caso un cuadro con dos trazos principales muy agudizados como lo son el sentimiento de desvalorización y abuso, ya que en muchos casos la mujer no tiene noción consciente de que los padece, pero son una pequeña semilla negativa que se ha enraizado en su útero y que alimentan poco a poco un mioma, que también podríamos decir que es un grito desesperado de su útero pidiéndole que cure su feminidad, su energía y capacidades mamíferas, así como el centro energético que genera vida, el propio útero.

Se estima que entre un 40 y 80% de las mujeres en edad reproductiva son portadoras de miomas, afectando sobre todo entre un 20 y un 40% de las mujeres mayores de 30 años. En cambio, son muy raros los casos de miomas antes de la pubertad y después de la menopausia (si existen miomas en esta nueva fase de la mujer, son aquellos que ya portaba, nunca aparecen nuevos). ¿Por qué si están originados por un patrón de pensamiento negativo surgen entre estas edades?

Durante la infancia e inicio de la adolescencia, las niñas alimentan un enorme deseo de crecer, ser mujeres adultas como sus madres para tener una vida libre y formar su propia familia. Por ello observan e imitan actitudes, intentando engañar al tiempo y crecer más rápido; en esta fase de sus vidas, en la mayoría de los casos no existe la presión o preocupación de agradar a alguien, de «estar a la altura», solo de crecer y convertirse en una mujer plena.

Pero el tiempo pasa y llega ese momento, en el cual se da un salto de conciencia y en muchos de los casos surgen las presiones e inseguridades, algunas en el núcleo íntimo o familiar, pero también social. Ya que existe un inconsciente social colectivo femenino en el cual está «estipulado» que la mujer entre los 20 y 35 años, debe casarse, formar familia y tomar las riendas del matriarcado, pero ¿qué sucede cuando las prioridades de la mujer o sus propios ciclos femeninos o kármicos no acompañan el prototipo que el mundo ha establecido para ella?

Lentamente la mujer empieza a sentirse diferente, inferior y desvalorizada, porque el papel principal que la sociedad ha creado para ella como mujer «madre –ama de casa– matriarca de una familia» no están siendo cumplidos. Ahí inicia la semilla para un mioma, que no es más que la manifestación de un conjunto de sentimientos negativos que hieren su centro femenino, el centro que generará la vida de un bebé, preparando así un terreno para recibir un mioma que de forma inconsciente ocupa el mismo lugar que un bebé.

Este mioma es el refugio de todos sus sentimientos de desvalorización como mujer, es su nuevo hogar. Resentimiento, miedo, culpa, tristeza, abuso, etc., forman una masa de desvalorización que en su edad fértil se instala en su útero, porque la mujer se siente incapaz de generar o dar vida. En este caso no está relacionado únicamente con engendrar una nueva vida, sino con dar vida y crear aquello que siempre ha querido. De la mano de la desvalorización vienen la sumisión y el abuso, pues, ya que ella no consigue generar nada, deja que su pareja o personas de su ámbito familiar o laborar abusen psico-emocionalmente de ella, siendo la mujer sumisa a su propia desvalorización.

Toda mujer tiene instinto de creación durante la edad fértil, por eso, cuando la mujer entra en una fase menopáusica también cambia su ciclo energético, es momento de seguir recogiendo los frutos de todo aquello que ha sembrado a lo largo de su vida. El mioma es la semilla no el fruto, por eso, difícilmente aparecen en esta nueva etapa de sus vidas.

La mayoría de las mujeres no conocen su propio cuerpo, mucho menos un órgano tan delicado como el útero, que contiene toda su esencia. A través del centro energético del útero, la mujer co-crea, genera vida o destruye su propia vida con la desvalorización de sus capacidades y cualidades como mujer.

Además es importante acrecentar que muchas mujeres no inician su vida sexual como desearían. Pierden la virginidad por el sentimiento de sumisión al miedo de perder a su pareja, a la que creen que aman incondicionalmente. Pero se olvidan que el amor es libre e incondicional, por lo tanto no tendría que estar condicionado por miedo a ser rechazada o juzgada por seguir el ritmo marcado por su feminidad y ritmos biológicos, no por un cuadro de sentimientos negativos. Por ello, muchas veces las mujeres se aventuran a tener relaciones sexuales cuando no se sienten preparadas, creando un trauma y patrón energético de desvalorización y sumisión, que aumenta un terreno uterino fértil para generar un mioma.

En muchos casos los miomas son asintomáticos, sobre todo en aquellos casos en los que la mujer no quiere sentir, ni el placer ni las heridas emocionales que han provocado el mioma. En estos casos, suele aumentar su tamaño (al igual que sus sentimientos negativos), pero no las señales de que el mioma es residente en su útero. Pero en otros caso, los miomas provocan un cuadro de síntomas notables como: periodos menstruales dolorosos y prolongados, sangrados entre los periodos, necesidad de orinar con frecuencia, calambres pélvicos, sensación de presión en la parte baja del abdomen o dolor durante las relaciones sexuales, son algunos de los síntomas más frecuentes que surgen en las mujeres con los traumas más intensos y presentes en su día a día, mujeres muy sensibles y sensitivas, a las que su cuerpo le da señales del dolor que le provocan sus heridas emocionales y le indican que el mioma es sinónimo de necesidad de curar su feminidad.

Estas situaciones son muy comunes en la actualidad ya que la mujer todavía vive sobre una gran presión de la sociedad y del hombre, que en la mayoría de los casos espera que una mujer sea una «súper mujer» encargada de ser esposa, amante, madre, hija, ama de casa y muchas otras connotaciones dependiendo de la cultura y educación. De forma inconsciente, muchas de ellas, quedan estancadas en un patrón de desvalorización, sumisión y pérdida de su verdadera identidad femenina. Identidad que alimenta y equilibra el centro energético de su útero.

El útero y todas sus cualidades femeninas de creación, debe ser cuidado como un órgano de vital importancia para todas las hembras del planeta.

Yolanda Castillo
Terapeuta holística y Naturópata. Centro de Medicina Holística
Articulo original

Anuncios

15 thoughts on “Miomas uterinos. Heridas emocionales de una mujer desvalorizada

    • Hola Vero. Gracias por pasarte por este espacio. Se bienvenida.
      Respondiendo a tu pregunta… no hay una receta q asegure su desaparición inmediata, porque se trata mas bien de un.camino de conocimiento a traves de la.conexión con tu matriz. Com tu útero.
      »Reconectar y reactivar su energia.
      »Conectar conciencialmente con el.
      » Hablar con ella. Y profundizar en la información q te esta dando. Etc.
      Cada mioma tiene un mensaje para ti, probablemente encierra un episodio de tu vida personal. Un pensamiento de rechazo frustración o enfado. Muchas veces estamos muy desconectadas de nuestro.útero y hasta enfadadas por ser mujeres. El utero (guarda la información tambien de tu linaje femenino por lo q también hay herencia q sanar y limpiar)…
      Por otro lado esto es un complemento al seguimiento médico q puedas realizar.
      Si puedes acercate a algún circulo.de re—activación y re-conexión con tu templo.sagrado o escríbeme.

      Un abrazo del.alma…
      Jallalla!!!!

  1. Excelente articulo, ojala lo hubiese leido antes y me surgen muchos interrogantes.. como por ejemplo : Es posible sanar no me refiero a la parte medica tradicional.. Y ademas que pasa con aquellas que lo detectaron muy tarde?.

    • Hola Maryemi, gracias por visitar este espacio… En cuanto a tus preguntas…
      Si hay casos en las que muchas mujeres han logrado recuperarse por completo no solo de miomas, sino de otras afecciones profundas. Nunca es tarde para iniciar este camino, eso si “es un camino”, que dura lo que necesita cada mujer para sanar.).
      Sin embargo muchas veces la heridas que tenemos a nivel emocional, han llegado ya a tocar el nivel físico y son tan profundas que requieren intervenciones quirúrgicas.
      Sin embargo, aunque esto suceda, no quiere decir que el problema haya desaparecido, pues la desvalorización, los juicios, la información que el útero contenía y que se reflejaba a través de los miomas u otras afecciones, siguen ahí, lo físico no condiciona lo energético, sino al revés.
      Por esto es que nunca es tarde para comenzar un camino de sanación o de auto-sanación, de volver al amor propio, a recuperar la autoestima, el poder femenino, a empoderarte y vivir en plenitud.
      Allí donde estés… busca círculos femeninos, gracias a la Madre Tierra y a la energía que esta despertando en muchas partes del planeta, hay mujeres que estamos en este camino sanando juntas, seguro encontraras tu tribu. =)
      Un abrazo del alma!!!
      Jallalla

  2. Hola estoy a cuatro días de una operación donde me sacaran todo el interior utero ovarios trompas ya que tengo lleno de quistes muy grandes
    Tengo miedo no sé qué hacer
    Pienso será lo mejor realmente???

    • Hola Edith, antes que nada muchísimo animo… y desde este espacio virtual un abrazo enorme a ti, a tu ser y a tu templo sagrado que es tu útero, tu matriz.
      Nosotros desde el amawtismo, no podemos decir a nadie que es lo que tiene que hacer, honramos la libertad de cada persona para que tome las decisiones que sean buenas para si mismas.
      Lo que si puedo comentarte, es que sea cual sea la decisión que tomes, lo hagas unificada, desde tu mente, tu corazón, tu cuerpo y tu espíritu… Confía en ti misma, en tu sabiduría interior, en lo que te dice tu corazón para tomar cualquier decisión y luego entrégate a la vida, sin juicio y sin culpa.
      Independientemente de lo que hagas, busca allí donde estés algún circulo de mujeres, busca hasta encontrar aquel con el que resuenes… el camino de la sanación del útero a veces es largo… y aunque desaparezcan los síntomas, habrá que sanar también el alma.
      Un abrazo de corazón a corazón, que la Pachamama sagrada te guie en cada paso que des.
      Jallalla!!
      Warawara.

  3. Un articulo muy lindo, por mi edad me dieron la opcion de operarme del mioma y asi lo hice. A la nueva consulta, hay nuevos miomas. Al leer el articulo me doy cuenta que mientras siga con los miedos, inseguridades y no trabajar en mi problema persistira 😦

    • Hola Jaky…
      Bienvenida a este espacio.. y al camino que muchas mujeres estamos recorriendo para sanarnos por dentro, siempre estamos a tiempo de iniciar este camino. Te deseo todo lo mejor desde el corazón!!! Jallalla!!

  4. Excelente articulo, descubrir desde el punto holistico lo que sucede con nuestro utero, lo que guarda y como lo manifestamos. Desde mi etapa poder compartir con otras mujeres. Namaste.

  5. maravilloso todo lo que dices y enseñas. cuánta verdad! agradecida y en espera de mi autosanacion.
    Saludos y bendiciones

  6. Hola! Acabo de leer el artículo y quedé sorprendida. Estoy en el sanatorio, me operaron el miércoles , sacaron un mioma del tamaño del útero, con 6 más chiquitos. Tengo 32 años. Mi profe de yoga me.hizo llegar el artículo
    Tgo amigas que me han hablado del rito de sanación del útero, estoy a tiempo de hacerlo?

    • Hola Eliana,
      Gracias por escribir… por supuesto, siempre estamos a tiempo de sanar, de activar la relación con nuestro templo sagrado.
      Te animo a hacerlo, busca allí donde estés, algún circulo de mujeres, algún grupo de bendición de útero. También hay documentales que puedes ver sobe la luna roja. y otras meditaciones.
      Habla con tu templo, retoma tu relación con tu cuerpo, con tu útero.
      Deseo de todo corazón que encuentres mujeres que como tu están en ese proceso.
      Un abrazo del alma, mucho amor y mucha fe.
      Jallalla
      Warawara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s