Mujer: medicina de la Tierra (I Parte)

Hace poco estuvimos reflexionando sobre el cómo cada vez, hay muchas más mujeres que se reconocen como Mujeres Medicina; independientemente de que provengan de algún linaje de mujeres sanadoras. Es hermoso ver este despertar consciente femenino alrededor del planeta.

En otros escritos hemos hablado un poco del Warmi Pachakuti, como el tiempo de cambio que estamos viviendo. Este es un movimiento de energía, un cambio de polaridad de lo masculino hacia lo femenino, que está viviendo la Pachamama. Todo nuestro planeta está pasando por este cambio energético, y a su vez todo lo que está sobre ella:  piedras, árboles, montañas, ríos, lagos,  animales y un largo etcétera, hasta llegar a nosotros los humanos, y de este grupo sobretodo a nosotras las mujeres, que somos la representación humana de lo femenino.

De esta ola energética, es que podemos ver la importancia de las mujeres para este tiempo, nosotras las mujeres a nivel planetario hemos empezado a despertar y tomar más conciencia sobre las implicaciones de nuestro nuevo Rol. Es el tiempo en que debemos revalorizar el rol de la mujer en la familia, en la sociedad, en la cultura, en la educación; debemos reflexionar profundamente sobre el papel que tenemos en “Este” tiempo.

Hemos elegido nacer justamente, en el inicio de un cambio que durará miles de años,  esto implica muchísima valentía, coraje y sabiduría; la mayoría de la humanidad somos seres de esencia índiga o cristalina; somos rebeldes y traemos nuevas propuestas y formas de vivir, traemos el cambio en nuestra esencia y para todos los planos.

1456669_663871820319635_455849658_n

Sería demasiado hablar de las heridas que tiene la Pachamama, solo hace falta entrar en el facebook u otras redes sociales, ver las noticias o poner una palabra en Internet, para acercarnos a la magnitud del daño que hemos causado como humanidad, a este sagrado planeta que nos da la vida.

Como dice el Amawta Fernando, “La Pachamama, en su inmenso amor, nos ha tolerado todo y aún lo sigue haciendo, pero hemos llegado demasiado lejos, ya le duelen sus heridas y cuando escuecen ella se mueve un poco, y mueren 500 insectos o más. Y solo se mueve un poquito…”. Esos insectos que somos los humanos y  se estima que llegamos a más de 7.229.916.000 personas, y cada momento se incrementa aún más; seguimos perforando su piel, entrando a sus entrañas y extrayéndole la vida, creyéndonos superiores a ella. Cuánta ignorancia!.

Las mujeres estamos “despertando-recordando”, sabemos sin leer las noticias todo lo que ella está pasando, lo sentimos en nuestra piel, en nuestro corazón y es mucho el dolor que nos transmite. Esto está haciendo que nuestro proceso de “Despertar-recordar” se acelere. Por esto es normal cada vez más, encontrar a mujeres y hombres que están pasando procesos duros, que terminan por hacer rebrotar su sabiduría y sus conocimientos ancestrales. Se hace urgente el llamado a sanar nuestro lado femenino y equilibrarnos, pues nosotros también somos Pachamama.

Cada vez más son las personas que han entrado en procesos de “crisis” existencial, de pareja, familiar, laboral etc. Para nuestro lenguaje sagrado el aymara, sin embargo no existe la palabra crisis, no existe, todo es “Kuti” todo es cambio, y el cambio que estamos viviendo es una llamada a nuestra misión más importante: Ser las esencias que somos.

Aún vivimos en una sociedad que está asentada en esquemas rígidos, en filosofías que nos llevan al  desequilibrio, desconectados de la tierra, con miedos y dependencias, sin libertad. Aún vivimos repitiendo patrones familiares que ya no tienen sentido, el machismo y el hembrismo han generado un gran desequilibrio en la humanidad, ningún extremo es bueno.

Aún estamos en competencia, en procesos de desvalorización o de sobrevaloración sobre nosotras mismas. Aún miles de nosotras tenemos un profundo resentimiento con la energía  masculina, somos herederas de heridas y dolores ancestrales, y otros. Todo eso es un gran peso que venimos cargando y que hay que empezar a entregarlo, a liberarlo. Es el tiempo de hacer rendir nuestro Ego y reconocer que solo conectadas con la energía de la Pachamama podemos cumplir con nuestra misión de vida.

Continúa Parte 2…

Jallalla!!!

Warawara
Wilumi, Sacerdotisa de la Pachamama · Mujer Amawtica · Mujer Medicina
(Derechos Registrados · El contenido de este articulo pertenece al Libro “Wilumi”)

Anuncios

3 thoughts on “Mujer: medicina de la Tierra (I Parte)

  1. Pingback: Mujer: Medicina de la Tierra (II parte) | Mujer Medicina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s