Luna llena de noviembre: Luna del Alce Negro

Faltan poquitos días… exactamente siete para que la luna nuevamente nos regale todo su esplendor… esta vez estará más cerca de nuestra Pachamamita, y la sentiremos muy fuerte en nuestros corazones. Desde la Sabiduría Ancestral Amawtica, celebramos la luna del Amor que se expande, la luna del Amor Universal, la luna del Alce Negro.

En mi corazón, esta luna también es la luna de los Ancestros, de esos ancianos que viven en las estrellas, seres que han partido de antiguas edades, seres con los que un día compartimos en otros tiempos y otras épocas, en mi senti-pensar, esta luna nos unifica, teje con su luz un puente que nos permite sentirnos cerca… así siento yo a mi maestro Black Elk – Alce Negro o mejor dicho: Hehaka Sapa.

Es cierto que soy andina, más que eso soy amawtica, y en el amawtismo se reconoce a los maestros de todas las sabidurías, pues lo más importante es la esencia que llevamos dentro, el K’amasa, y esa esencia reconoce esencias, así este sabio Hehaka Sapa, este Amawta desde mi visión, es también mi ancestro y mi maestro, al que honro en esta luna sagrada de noviembre, reconociendo el amor que transmite, reconociendo sus huellas, su humildad y su inocencia, en su ejemplo de humanidad y de espiritualidad… mis pies siguen tus huellas sabio amawta Hehaka Sapa… del camino sagrado y rojo de la Pachamama, hoy tu pueblo está de pie, tiene diferentes colores y somos de una sola nación, la uma-na… somos los hijos y las hijas del gran circulo de la vida…

 

alcenegroY allí estaba yo, de pie, en la cumbre de la más alta de las montañas, y abajo, a mi alrededor, se encontraba el círculo del mundo. Y mientras allí estaba contemple más de lo que puedo describir. Y comprendí mucho más de lo comprendido hasta entonces; pues veía de un modo sagrado la forma de todas las cosas en el Espíritu, vi la forma de todas las formas, como si todo estuviera unido, cual si fuera un único Ser.


Y contemplé cómo el círculo sagrado de mi pueblo era uno de los muchos que componen el Gran Circulo, amplio como la luz del día y como el fulgor de las estrellas en la noche; y en su centro crecía un árbol majestuoso y florecido, para cobijar a todos los hijos de una misma Madre y de un mismo Padre,y ví que todo aquello era sagrado.”
Alce Negro 

Jallalla gran maestro y sabio… que el único pueblo que somos todos los pueblos, que la única nación que es la humana vuelva de su somnolencia y despertemos… que recordemos quienes somos, hijos de una sola madre la Pachamama… hijos del Gran Espíritu.

Hermosa Luna Llena… de noviembre!

Jallalla

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s