Día 12:… Sobre la Individualidad y la Comunidad Amawtica

piestribu

12 de Diciembre de 2017
21 DÍAS de preparación para el SOLSTICIO
“meditaciones, mensajes, canalizaciones y sueños”

Qué rápido pasan los días!! a penas si me da tiempo para poder transmitir toda esta hermosa cosecha que llega cada día.

Hace varios posts, que vamos hablando sobre la dualidad y hoy siento que es el momento de profundizar en una de sus manifestaciones que marca nuestro momento histórico: el  Individualismo y el  Comunitarismo (ojo! no es comunismo)! Sigue leyendo

Anuncios

Día 1: … Retorno de la Energía Femenina

01 de Diciembre de 2017
21 DÍAS de preparación para el SOLSTICIO
“meditaciones, mensajes, canalizaciones y sueños”

“… y entonces ví como una mujer gigante se levantaba de la tierra, su tamaño era descomunal, era tan grande como puedas imaginarla. Primero apoyó sus brazos en la tierra y luego como quien va saliendo del fondo del lodo se incorporo lentamente hasta estar de pie, llevaba el pelo largo y negro, toda su piel estaba cubierta de barro… desde mi tamaño a penas podía verle el rostro, pero sabía quién era: la Pachamama.

Poco después mi sueño cambió, y me vi recorriendo una Isla en medio del Océano, vi muchas estatuas gigantes, me acerqué a una de ellas y era Sekhmet, la diosa león, la que es conocida por su ferocidad y llamada “La que frena la oscuridad”. Estaba sentada en su trono con los ojos abiertos, al retroceder para verle el rostro me encontré con otra estatua también despierta, una más conocida.. la estatua de la libertad, esta vez tenía una sonrisa y el fuego que llevaba estaba encendido… entonces desperté.” [“Sueños y despertares”, Warawara Neila Marquina]

Hace mucho tiempo ya que los sueños se convirtieron en mi escuela de aprendizaje, allí donde recibo mensajes de mis guías y maestros. Y este en particular me ha dejado un mensaje profundo, que deseo compartir. Sigue leyendo

RETORNO DEL SAGRADO FEMENINO (Parte 1)

Sobre el Warmi Pachakuti el Tiempo Sagrado Femenino

IMG_20170521_100123_570

Hace años, cuando comencé este camino fue a partir de una conversación profunda y larga con nuestro guía y jilata el Amawta Fernando Ergueta, sobre el rol que tenemos las mujeres en este nuevo tiempo. En ese entonces la conversación que sostuvimos me ayudó a profundizar sobre esta misión sagrada, de transmitir la sabiduría de mis ancestros sobre nuestra madre sagrada la Pachamama.

Una Cosmovisión Ancestral Andina

Cosmovisión, hace referencia a toda forma de ver, sentir, pensar, vivir en y con todo lo que nos rodea. Todas las culturas originarias poseen una auténtica forma de relacionarse que enriquece a la humanidad, y en los Andes, sucede lo propio, somos guardianes de una cosmovisión que ha sido conservada por cientos de años, (según la sabiduría oral, desde el tiempo del Chamaj Pacha, hace más de 13.000 años) estuvo sin tener interferencia occidental, , inclusive hoy en día aún se mantiene a través del Amawtismo. Esta visión es profunda y compleja, que muchos estudiosos intentan desentrañar sin llegar apenas a tocarla.

Desde esta sabiduría ancestral de los Andes, todo lo que lo conforma el universo que conocemos, fue creado a partir de la dualidad. De dos energías que al encontrarse co-crean la realidad y la materialidad, estas son las Energías Chacha (Masculina)- Warmi(Femenina), que están continuamente complementandose.

Estas energías sagradas están en todo y en todos. La tierra, la luna, el sol, los elementos, el tiempo, los colores, la vida, los ciclos, todo lo que existe y todos los seres que habitan nuestro sagrado planeta estamos impregnados e influidos por estas energías sagradas Chacha-Warmi.

Por eso, dicen los amawtas,  que la Tierra, es la representación de lo femenino, es Warmi  y que nuestro padre Solar Tata Inti, es masculino y ambos en su relación de complementariedad permiten que la vida se manifieste en perfectas condiciones.

Dicen también, los sabios, que el tiempo, está influido por esta energía dual, que existe un tiempo con energía femenina (Warmi) y un tiempo con energía masculina (Chacha), y ambos se organizan en periodos extensos, grandes ciclos cíclicos y complementarios, que influyen sobre toda la vida de la Tierra, a ese gran tiempo de retorno de la energía le llaman Pachakuti.

El Warmi Pachakuti, es justamente ese Tiempo Grandioso en que la energía sagrada femenina retorna. Es la “nueva” vibración en la que está vibrando  nuestra mamita Pachamama, y que se patentizó con el Solsticio del 21 de Diciembre del 2012. A partir de ese momento, todo sobre la tierra empezó  a cambiar de vibración de lo masculino, hacia lo femenino, las piedras, los ríos, lagos, los árboles, las montañas, lugares de poder, centros energéticos, wak’as, etc. Todo sobre nuestra mamá, desde entonces ha comenzado el retorno hacia la energía Warmi.

Y esto es constatable en el mismo proceso que como humanidad estamos viviendo desde el alba del nuevo tiempo hace más de 60 años, las mujeres, representantes de la energía femenina (Warmi),  han comenzado a pronunciarse, surgiendo un sinfín de movimientos que continúan co-creando una nueva realidad,  hoy en dia visible por ejemplo, en todos los Circulos Femeninos del Planeta.

La energía Warmi, es la energía del amor, es el retorno hacia el corazón de la humanidad y el corazón de la Madre Tierra. Es la invitación para dejar de lado tanta racionalidad, para poner a nuestra  mente en su lugar, y permitirnos co-crear una nueva forma de vivir en armonía con todos los seres. Es un llamado a todos los seres, sin distinción.

La Sabiduría Ancestral Amawtica Tiwanakota, retorna en este tiempo sagrado para conectarnos con esa esencia femenina, nos llama a re-conectarnos con nuestra Madre Tierra (Pachamama), de quien nos hemos alejado por mucho tiempo, nos invita a enraizarnos y a liberar nuestra mente de los códigos caducos que solo nos desestabilizan, nos invita a abrirnos hacia una nueva forma de vivir, en armonía, en libertad, en complementariedad, en equilibrio, honrando las Leyes de la Naturaleza y del Universo.

La energía femenina, ha retornado para equilibrarnos. Estamos en el amanecer de una nueva humanidad. Hemos pasado el umbral del Tiempo sagrado. Mamá Pachamama, está vibrando en esa amorosa energía. Es importante volver a ella y comprender su mensaje.

Jallalla!!

Warawara Neila Marquina
Sacerdotisa de la Pachamama (Madre Tierra)
Sabiduría Amawtica Femenina para el nuevo tiempo

Honrando a nuestros muertitos

Hoy es 1 de noviembre, el día de todos los santos, y en muchos lugares y cada vez más nos reunimos la familia y la tribu para honrar a nuestros muertitos recordados. Muchos también celebraron el Halloween, que para mi si me lo permiten es honrar a las bruj@s, sanadores, alquimistas, etc. que fueron quemados en la edad media, en fin, lo cierto es que alrededor de estas fechas se mueve muchísima energía.

Desde la cosmovisión andina, estos son días muy especiales, pues los portales que unen lo visible y lo invisible se acercan  y  es el momento preciso en que los seres que vivimos a uno y otro lado de la realidad (o de los mundos/planos) podemos re-encontrarnos.

En la cultura aymara, la muerte natural no constituye un episodio trágico, sino un ciclo más de la propia vida. Por eso, cuando alguien fallece, se suele decir que esa persona `se ha ido´ o `ha partido´ al otro mundo y este día es el día en que podemos estar juntos los de allí y los de aquí, por esto este tiempo esta lleno de fiesta.

mesa

En mi tierra se celebra “bien bonito”, es una ceremonia familiar o tribal, rodeada de color, de comida, de música y belleza, pese a la tristeza que a veces puede significar la partida de un ser querido. Este día se llena de niños y adultos que van casa por casa, rezando y cantando para que esas almitas las reciban y puedan volver al otro mundo cargados de buenos deseos para ellos.

Mi abuela decía que si no se les reza o canta, se quedan penando, que siempre hay que recordarles y ponerles al menos una velita que ilumine su camino y un vasito de agua para que calme su sed y siempre siempre, poniamos un platito extra en la mesa sagrada para aquellas almas olvidadas, a quienes no les rezan ni les recuerdan.

Lejos de ser triste, estas fechas los cementerios se visten de colores, de música, de un ambiente de fiesta, para que todos nos alegremos, para que quienes vienen y quienes se van se hayan sanado, hayan puesto paz, hayan perdonado y así hasta el año siguiente…

Este día hermoso… la vida fluye entre el más allá y el aquí, repartimos abrazos, nos damos cariño… nos unimos para celebrarnos que somos parte del ciclo de la vida… donde no existe un fin, si no un cíclico continuará hacia la ciudad eterna… Wiñay Marka…

Jallalla

Warawara

Foto: Katari.org

 

 

 

Luna Nueva Junio: Sanar las relaciones del pasado

Mensaje de la Luna Nueva del 4 de Junio 2016 ·  Preparándonos para el Solsticio.

conexion

Cuántas personas hemos conocido desde que estamos en este planeta… es innumerable la cantidad, pues muchas de ellas han pasado como hojas de otoño, y ya ni nos acordamos de su presencia en nuestra vida. Sin embargo otras han calado hondo, como agüita de lluvia, y para bien o para mal… nos han dejado una huellita en el corazón.

Si esa relación ha florecido y ha fructificado probablemente, aún la conservemos en el recuerdo como alguien querido, como alguien que despedimos un día con cariño o como un viejo amigo al que si volviésemos a ver el corazón saltaría de alegría al dar un abrazo.

Pero si no es así, probablemente al ver hacia atrás, estarían esas tensas relaciones que no quisiéramos ni recordar.

“Una vez, escuche decir a mi maestro el Amawta… “la realidad es como un tejido de serpientes, nosotros mismos estamos hechos de ese tejido, si pudiéramos vernos nos asustaríamos, pero Todo está lleno de serpientes”.

Ese momento no comprendí la profundidad de esa sabiduría, pero cada vez que vuelvo a sus palabras cierro los ojos y puedo ver la realidad, entonces  me veo con un montón de hilos serpenteantes, hilos de colores que se pierden en la inmensidad, hilos me unen a todo lo que me rodea, hilos que me unen a mis seres queridos, a los lugares que amé, a las personas que me rodean, hilos que viajan al pasado, incluso al más lejano y me unen a seres que un día conocí.

Siento que en esta realidad, soy parte de un tejido multidimensional que traspasa el tiempo, que va más allá de lo físico y me conecta con todo.

De esta forma puedo viajar a cualquier lugar, puedo ir a cualquier momento de mi vida y puedo sentir la vibración y la energía de esa persona a quien me une ese hilo invisible, siento que no existen distancias, ni tiempo… este es el tejido sagrado de la vida.

Entonces, comprendo, veo/siento lo que sucede con nuestras relaciones. Establecemos un nuevo lazo-hilo, con cada persona que conocemos, algunos de estos son tan finos que se rompen, pero otros son muy gruesos que parecen cordones. Los hay de colores vivos y vibrantes como el que me une a mi hijo o a mi compañero y los hay de colores opacos, grises y casi sin vida que me unen a esas personas con quienes aún quedan cosas pendientes, a relaciones que no quisiera recordar”… (Extracto: “Wilumi” – El camino de una sacerdotisa).

Esas relaciones, con las que en un momento establecimos lazos, que se han vuelto tóxicos,  y que por alguna razón no han sido transmutados, cerrados o cortados, son los que a modo de red nos frenan o impiden que avancemos en nuestro camino espiritual.

Por qué?… La razón es muy simple y es porque el Gran Espíritu, la Pachamama, nuestros guías nos quieren íntegros, completos, coherentes, y sobretodo libres.

Y esto es mucho más importante para una mujer que se hace medicina, que quiere ser una mujer medicina: el “sanar todas sus relaciones del pasado, todas las heridas que le han hecho y que ha hecho sin querer, incluso accidentalmente (karmas), con las personas que han sido y son importantes en su vida, aquellas que han contribuido a su camino”.

Y ojalá fuera sencillo, bueno, en realidad lo es. Es sencillo y simple, cuando nuestro Ego baja la guardia y permitimos que se exprese nuestra maestra/o  interna/o, que con compasión y sabiduría nos permite reconocer las “Guerras” a las que entramos, y de las que salimos heridos “todos”, porque en las guerras no hay ganadores, nadie sale íntegro, salimos con un lastre emocional, una mancha, una herida, que deja huellas en el alma y el corazón.

Volviendo a los lazos, imagino que si no dedicamos un tiempo de nuestra vida a sanar estas relaciones o cortarlas definitivamente, traspasarán el tiempo y volveremos en una vida futura a encontrarnos con los mismos seres detrás de otros rostros con quienes tendremos una nueva oportunidad para liberarnos, es la sabiduría cósmica.

Nuestros abuelos decían, todos somos parte de todo, todos somos uno. Es una ley universal, si todos somos uno, pelear, resentirte, lastimar, herir a alguien es herir al todo que eres tú mism@ y de igual manera, perdonar, amar, sanar, es sanarte a ti mism@  y a través de ti al universo.  Esta es la sabiduría ancestral, de donde nace el Ayni.

Y Cómo hacerlo?

Esta es la pregunta del millón… no del millón de pesos, de dólares o de euros… sino, de ojalá, los millones de personas que vamos despertando y que queremos profundizar en esto y no dejar para mañana lo que podemos hacer hoy.

El consejo que me dio el Amawta en su momento era: “Actúa de forma transparente y sin egos, ya sea para despedirte o sea para renovar pactos”

Pero madre mía…¡¡Qué difícil!!…. pues, si con solo tocar uno de esos hilos tensos y grises que tenemos, el Ego, los miedos, el enfado, la frustración y todo ese lastre emocional guardado sale a flote para ser removido.

Sin duda tenemos que estar seguras de querer hacerlo, tener la valentía y el coraje para enfrentarnos a ese miedo grande que es el “miedo al rechazo”. Esto porque, cuando acaba la guerra y no hay ganadores,  ni culpables, lo único que queda es el sentimiento de que algo se torció, reconoces tu parte o tus armas, no solo las heridas que recibiste, sino las que también pudiste haber hecho… y aterra muchísimo enfrentarse a esa persona que “quien sabe cómo estará” para hablar de nuevo y sanar si hay algo que sanar, hablar si hay algo que hablar, y renovar pactos o despedirse definitivamente si no hay solución.

Sin duda, admiro a quien con esta información haga su lista de hilos grises y se atreva a coger el teléfono y lo haga así…  sin más preámbulo, con decisión, con transparencia, sin ego, directamente.

Pero también admiro a quienes, poco a poco seguimos con la lista en mano, trabajandonos  a consciencia, a paso lento sí, pero seguro, para limpiar todos esos lazos que nos impiden avanzar. A todos nosotros: no nos quedemos dormid@s, pues la vida tiene su propio reloj.

Gracias mamita luna… gracias mama Phaxsi… pues cada ciclo me ayudas a sanar, a limpiar… a profundizar en mi misma, gracias por tu mensaje:

“Antes de que llegue el nuevo sol, revisa tus emociones, revisa tu carga emocional y suéltala, límpiala y sánala. Permite que la paz se haga en tu vida, renunciando a las guerras que mantuviste con tus herman@s. Haz de la paz tu bandera, libérate de toda carga negativa y libera a quienes tienes atados en tu corazón. Se libre y conviértete en luz”…

Jallalla!!!

ayahuasca_597

Warawara
Madre · Wilumi · Mujer Medicina · Guardiana de los Misterios Sagrados
Sacerdotisa de la Pachamama, Sacerdotisa Solar y Lunar.