ENCONTRAR PAREJA… UN CAMINO DE CONSCIENCIA Y SANACIÓN.

A happy couple in love with painted smiley and hugging

Durante estos años de profundizar en la terapia Amawtica, en los círculos o las sesiones personales, uno de los temas que sale a menudo y que suele esconder un dolor profundo de soledad en quienes acuden a consulta, es la pregunta del millón… ¿Por qué es tan difícil para mí encontrar pareja? ¿por qué no puedo encontrar una persona con quien compartir mi vida?. Desde luego la búsqueda de las respuestas a veces puede llevarnos a la desesperación, porque no sabemos qué decirnos a nosotros mismos y no sabemos cómo callar ese dolor silencioso que nos remueve cada vez que vuelve la dichosa pregunta.

Es cierto, no existe un manual universal del cómo encontrar pareja, porque cada persona es un mundo muy complejo, y lo que funciona para unos, en absoluto ayuda a otros. Y también es cierto, que si no hacemos algo ya, cuantos más años pasamos en la misma situación la sensación de soledad crece y se hacen hueco en nuestra vida, el vacío y la desesperanza, que sobrellevamos la mayoría de las veces, en silencio, en sufrimiento, y algunas otras en resignación.

No me atrevo a decir que sea algo que solo sucede a las mujeres, pero en este caso particular, veo que son ellas quienes más lo sufren, sobretodo en aquellas mujeres que están en un camino de despertar espiritual o que están profundizando en su proceso de sanación y no saben por dónde empezar a tocar este tema.

Sanar desde las raíces
mujerraices

Durante las consultas, cuando sale este tema como el motivo “principal”, en realidad vemos que no es algo aislado, pues todos venimos con nuestra historia personal, con nuestro pasado, con nuestros miedos, con nuestros amores y desamores, con la niña o adolescente herida, con la historia de nuestros padres o abuelos, con historias de violencia familiar u otras heridas profundas, todos venimos y vamos con nuestra mochila a cuestas, y es en ella que resalta y sobresale el tema de la pareja, pero solo es la punta del iceberg y hay que ser muy valientes para sumergirse y ver qué se esconde debajo.

A veces, sucede que repetimos patrones familiares, por ejemplo, elegimos como pareja justo la persona menos indicada, aquella que se parece a nuestro padre o abuelo y repetimos la historia una vez más, sin darnos cuenta que estamos actuando como lo hacía nuestra madre o abuela, repitiendo las mismas conductas, a veces de violencia, de sumisión, de control, de sobreprotección, de darlo todo a cambio de nada, de entregar la media naranja o la naranja entera, etc., etc.
Desde luego que estas parejas podrían funcionar, lo han hecho nuestros padres; pero si por desgracia, esa estructura familiar está enferma, es muy probable que la relación se quiebre y termine siendo una pesadilla, una y otra vez, hasta que tomemos cartas en el asunto y decidamos liberarnos de los patrones que nos condicionan.

Otras veces, cargamos con contratos invisibles que pasan de madre a hija, de generación en generación. Si, por ejemplo, vemos la historia de las mujeres de nuestra familia, encontramos solteras, viudas, divorciadas, historias complejas que tienen parecido con nuestra “soledad”, y puede que no influya en muchos casos, pero sí en otros, cuando se esconden detrás de esas vidas contratos como: “no me casaré nunca”, “jamás estaré con un hombre”, “las mujeres de mi familia siempre estarán solas”, “mis hijas se quedarán para cuidarme”, etc. y que han pervivido hasta hoy.
Nuestro linaje femenino es poderoso, la historia de nuestras mujeres es muy potente y a veces se nos olvida que la llevamos dentro, es más ignoramos que en nuestras células, está la historia de todas nuestras ancestras, que llevamos su legado y que también se lo entregaremos a nuestras hijas.

Además, también tenemos las experiencias que vivimos en nuestra propia vida, lo que vimos y vivimos de pequeños, la forma de relacionarnos con el sexo opuesto que aprendimos y aprehendimos de nuestra familia, nuestros primeros encuentros sexuales, la idea de pareja que introyectamos, la visión de la familia, de la sociedad, de la religión, de nuestra cultura.
Queramos o no, casi todos los conceptos (verdades) que tenemos en nuestra cabecita sobre pareja, sexualidad, matrimonio, amor, romance, enamoramiento, etc. etc. son verdades que no son nuestras, sino que parten de los esquemas en los que hemos vivido y que han moldeado nuestra conducta. Y que también es necesario revisar y cuestionar… ¿qué significa realmente tener pareja para mi? ¿qué es el amor?¿cómo se relaciona una pareja?, son algunas preguntas que necesitan una respuesta y para ello hay que revisar los esquemas, las introyecciones de la familia, la sociedad, la cultura, la educación, la religión, etc. identificar los condicionamientos y finalmente “elegir” nuestra propia verdad, sobre la cual vamos a construir nuestra realidad.

Despertar y abrir el corazón…

meditando en el mar

No hay un antes o un después, no es una receta lineal, sino es un proceso de sanación, de liberación y de consciencia, que requiere que tengamos mucha paciencia con nosotras mismas y dejar de hacer las cosas “para” tener pareja, sino seguir el proceso y hacerlo porque nos ayudará a estar mejor y atraer a esa persona que al igual que nosotros está sanando su vida, pues hoy en día, en este salto de consciencia las parejas hemos cambiado nuestro código y es necesario que ambos despertemos, que ambos hagamos un salto de consciencia, que ambos sanemos y nos liberemos, por tanto… ten confianza que allí en algún lugar está esa persona, sanando y viviendo su proceso para finalmente encontrarse contigo y mientras…

Sana las relaciones con los hombres de tu vida… (y también con las mujeres), comenzando por tu papá, tu abuelo, tu tío, tu hermano… son los primeros hombres que hemos conocido y que nos influyen, sanar la relación, limpiarla, equilibrarla, perdonar, aceptar, soltar o liberar, también nos libera, nos ayuda a aceptar al otro opuesto con todas sus limitaciones, sus virtudes y sus defectos. Para relacionarte con el otro, la mejor práctica es en casa.

Recoge tu energía y los regalos de las relaciones del pasado…, no puede sembrarse un jardín en un lugar donde solo hay estiércol (por ser fina), atrévete a hacer una lista de todos los chicos que pasaron por tu vida, aunque sea una sola noche, incluso de los amores platónicos, pues todos han dejado una huella en ti, y si ha habido relaciones sexuales, puede que aún quede un lazo energético que te una a ellos. Revisa la lista, perdona y libera a cada uno, despídete con amor, con agradecimiento, recapitula los momentos más importantes y recoge tu energía, devuelve la energía que puedas aun tener, libérate de los lazos de las exparejas, déjalos ir y recoge el regalo de cada relación: ¿Qué lección de vida aprendiste con esa persona? Observa, puede que a veces tropecemos con la misma piedra una y otra vez, y aún no aprendamos, la vida es muy sabia y no nos dejara pasar lecciones. Perdona, perdónate y sana.

Se clara, que estás buscando? Qué tipo de relación quieres en tu vida?… a veces sucede que no somos claras con la clase de persona que queremos atraer, queremos un modelo de revista y la vida nos lo trae, pero entonces está súper ocupado con las sesiones de fotos, con las modelos que le rodean, contratos, viajes, etc. y finalmente esa relación se vuelve insostenible, porque no era eso lo que pediste. ¿Realmente no era eso?. Si basas tus expectativas en lo efímero las relaciones no tienden a durar. Es importante que te conozcas, que sepas claramente, qué quieres que forme parte de tu vida, que es lo que valoras. A veces la soledad, se llena de expectativas que no se cumplen. Atrévete a hacer una lista, revísala las veces que sean necesarias, profundiza en lo que realmente quieres.

Y antes de pedir, también medita honestamente qué estas dispuesta a dar, qué es lo que ofreces? Media o toda la naranja?? (otra vez no!!!). Una relación de pareja de este nuevo tiempo, está basado en el Ayni, el ayni es una expresión andina (aymara) que quiere decir algo parecido a “perfecta reciprocidad”, es decir, que tiene que haber un equilibrio entre lo que das y lo que recibes. Ya no podemos basar las relaciones unidireccionales, el tiempo, la atención, el cariño, el sexo, el dinero, la energía, etc. etc. tiene que ser recíproco, tiene que ser de ida y vuelta, tiene que ser complementaria. Es tiempo de romper esquemas que ya no nos sirven y que no van a sostener las nuevas relaciones de pareja.

Reflexiona y aplica en tu vida la jerarquía del amor, una pareja no puede serlo todo, ni el amor de una pareja es el único amor que existe, redistribuye tu amor, tu atención, tu tiempo, llena tu vida de amigos, de familia, de hobbies, de madre tierra, etc. etc. llena tu vida de amor y deja un trozo para la pareja que vendrá, otro para los hijos que tendrás o que tienes. Pero el resto redistribuye y date un buen trozo de amor para ti misma.
Y finalmente has tú pedido al universo, abre tu vida y deja que suceda sin expectativas…., esta sin duda es una de las partes más difíciles porque implica confiar en ti, en tus guías, en tu proceso. Confiar en que en algún lugar del mundo hay otra u otras personas que se están preparando para conocerte, así como tú lo estás haciendo. Elige un día, ceremonialmente, una luna llena, un solsticio, un equinoccio, reúnete con tu tribu, con tu clan y ora, ora desde tu propia esencia. Entrega tu pedido, entrega tu proceso, entrega tu soledad, tu vacío y abre tu corazón al universo, a la vida,… y luego olvídate de lo que pediste, no hace falta hacerlo una y otra y otra vez, no lo harías en una compra por internet verdad?, así que déjalo y confía en que te llegará cuando sea el momento. Entretanto, entrégate a la vida, tienes mucho amor para dar y distribuir…

Claves para una relación de pareja en equilibrio

000111

Finalmente comparto un tesoro, algo que durante estos años me ha ayudado a profundizar en la relación de pareja, a sanarme y ayudar a sanar, a liberarme de patrones, de esquemas y hacer todo esto que os he escrito, que no solo es la experiencia en consulta, sino que es parte de mi propia vida, yo lo hice y me fue muy bien.  Gracias al Amawta Fernando, sabio y guía de la Escuela Amawtica, tenemos estos siete principios para que una pareja pueda estar equilibrada, te invito a meditar sobre ellos, a preguntar o comentar, pues los profundizaremos más adelante.

  1. No te quedes en la máscara, no te fijes en el exterior, sino lo que guarda adentro.
  2. Que compartan la Mística y el Misterio.
  3. La lealtad es más importante que la fidelidad.
  4. Que ambos sean de la misma vibración.
  5. Que la relación sea en libertad, sin posesión.
  6. Aprender a amar, sin enamorarte
  7. Y si te enamoras, que el enamoramiento sea con conciencia.

Una de las leyes universales de la naturaleza, de la Pachamama, es la ley de la resonancia, que dice que todo lo que resuena con nosotros será atraído a nuestra vida de manera inevitable. La ley de la resonancia siempre nos dice sí. No nos contradice, si por ejemplo crees que tu vida no funciona o no tiene sentido, con seguridad lo confirmará. Pero si crees que mereces una relación amorosa, profunda, consciente y sincera, con seguridad eso se manifestará en tu vida.

NOTA IMPRESCINDIBLE: Desde luego, este artículo no es una receta, pero sí, una reflexión profunda desde la experiencia, es mi verdad y no es la verdad absoluta. Pero si la pones en práctica y te va bien… me encantaría saberlo!

Gracias. Jallalla.

 

Warawara · Neila Marquina
Terapeuta Amawtica · Mujer Medicina ·
Wilumi · Sacerdotisa Solar y Lunar ·  Guardiana de los misterios sagrados.
Acompaña a mujeres y hombres en el proceso del despertar de su consciencia, en la sanación de patrones y códigos ancestrales, y la conexión sagrada con la energía de la Madre Tierra.

CIRCULO AMAWTICO… “SANANDO LA PAREJA”

54bbeb8dc65b237812048b1464133acd

Desde niñ@s nos han hablado del Primer amor, y lo hermoso que es enamorarse; sin duda es asi. Sin embargo, cuando este amor no es consciente puede significar no solo un mal trago, sino el mismo “infierno”, que nos llena de dolor, nostalgia, recuerdos, e incluso rencor y odio cuando las relaciones con nuestros “EX” han terminado demasiado mal y es entonces cuando nos anclamos en el pasado, añorando o maldiciendo.

Sin embargo no siempre salimos del fondo del pozo y lo que hacemos es tratar de vivir otras relaciones de pareja, sin haber profundizado en la anterior, y de esa manera vamos construyendo una sobre otra, a veces llenas de fracasos, errores que se repiten, dolores, miedos, etc. y otras con alegrías efímeras, que vuelven a desaparecer, y nos preguntamos. ¿porqué a mi? ¿porque no puedo tener pareja? ¿porque siempre repito lo mismo?

La relación de pareja es tan compleja como lo es cada ser humano, pues esta llena de misterios que pueden llevarnos a tocar fondo y desde allí ayudarnos a elevarnos con consciencia, a crecer, aceptar, comprender y ver todo lo sucedido con los ojos del alma: con sabiduría.

Dicen los maestros que ” El amor, es el mayor seguro que tiene la vida de poner todo en su lugar, todo en equilibrio” y que “El amor, es el mas grande maestro, que una vez que nos toma como discípulos nos mostrará todo lo que hay que trabajar”

En este circulo, rueda de palabra medicinal, reflexionaremos sobre este tema, sobre el amor, las parejas, las ex-parejas, como aprovechar las experiencias que hemos tenido para mejorar, como soltar y recoger nuestra energía, (RECAPITULACIÓN) como romper lazos que ya no necesitamos (MEDITACIÓN GUIADA) y como prepararnos para ser nosotr@s mismos las otras mitades que buscamos, ser seres completos y en equilibrio, danzaremos y cantaremos para liberarnos de nuestros espejos,

Decía mi maestro: “Preparate tu, porque seguro esa persona que va a llegar a tu corazón; ahora mismo se está preparando para conocerte”.

11 de JULIO. TAYPIRI: “CIRCULO FEMENINO-MASCULINO”
3er Encuentro: La Pareja: el otro en mi. El amado espejo, comunicación, sexualidad, sanar el pasado.
Horario: 17 a 20 hrs.
Ayni: 25 Eu. (Si alguien quiere participar y tiene dificultades económicas que lo comente).
Lugar : Espai Brotes (C. Bruc, 46, L’Hospitalet de Llobregat)

Necesitas:
– Ropa cómoda (Chicas si pueden falda)
– Una lista de las ex parejas o parejas con las que desees sanar.
– Tus elementos para el altar comunitario
– Algo sano para compartir entre tod@s.
Os esperamos!!!

Jallalla!!!

Warawara – Neila Marquina