Luna Menguante: Ser responsables de la energía que nos rodea…

Mensaje de la Luna Menguante de Mayo, 2016
moonscapes___waning_moon

Seamos responsables de nuestra energía y de la energía que nos rodea. Vivimos en un multi-uni-verso y en un tiempo en el que las puertas de los visible y lo invisible se van diluyendo.

La sensación de vivir rodeados de magia, es más tangible para los seres sensibles, sentimos la belleza de la creación, el mundo sutil, muchos sentimos la presencia de seres que nos acompañan, los seres de luz, que están haciendo un trabajo increíble para poder comunicarse con nosotros, para guiarnos y  aconsejarnos en nuestro camino, con plena libertad y amor.

Sin embargo, también al otro lado de la línea, están los seres de baja densidad, seres astrales, creaciones mentales negativas, y otros,que viven en hospitales, aeropuertos, discotecas, centros comerciales, incluso en centros de terapias.

La televisión nos ha llevado a creer que solo habitan en caseríos abandonados, a modo de fantasmas, pero no es así, muchos de ellos conviven en nuestra realidad, en otro plano, habitando lugares donde la densidad es muy baja. Se alimentan de tristezas, de penas, de nuestras obsesiones, de los productos de la mente, del dolor, del miedo, de las peleas y la agresividad. Y aunque no los vemos, a medida que vamos trabajando nuestra sensibilidad, podemos percibir también su presencia.

Estos, desde nuestra perspectiva, no son seres malos, pues lo bueno y  lo malo no existe, solo la luz y la oscuridad, y son seres más cercanos hacia la oscuridad, vencidos por la luz, faltos de amor. Muchos de ellos quieren también iluminarse y a la larga lo irán haciendo pues el plan del Gran Espíritu es para todos los seres que habitan este planeta.

Pero entretanto, debemos asumir nuestra responsabilidad, de ser guardianes de los espacios que habitamos, de equilibrarnos y limpiarlos energéticamente, de mantenernos energéticamente sanos.”

Como hacerlo?

El espacio inmediato es nuestra propia casa, para nosotros la casa, es UTA, es decir es casa-templo, pues nos consideramos seres sagrados e hijos de la divinidad, es simple y nos hace tomar la responsabilidad sobre nuestro propio espacio físico.

La limpieza física, barrer, pasar el polvo, ordenar… se  puede transformar en una “meditación activa” cuando lo hacemos con conciencia, pues más que un hábito, se convierte en una forma de limpiar energéticamente esos pensamientos negativos que “se quedan flotando en el aire”. Nuestros pensamientos son la materia prima de la creación, que pueden materializarse, y aunque no lo creamos a priori, afectan a las personas que nos rodean, nos afectan a nosotros mismos.

Algunas veces tenemos discusiones, enfrentamientos en nuestra casa y otras veces pensamos mal de nuestra pareja, nuestros hijos o las personas con las que convivimos, les mandamos malos pensamientos, malas vibraciones. Todo eso es basura mental, que aunque no llega a expresarse a través de nuestras palabras la forma mental ya se ha quedado ahí, como la base de una realidad que cualquier momento puede materializarse. (Esto más aún en lugares donde se realizan terapias, y la gente habla de sus problemas, sus pesares, su enfermedad, etc.) Por esto es que debemos cuidar nuestro pensamiento, sembrar semillas mentales lumínicas, buenos pensamientos para que germinen a nuestro alrededor. 

Esta  limpieza de nuestra casa-templo, puede complementarse en base a sahumerios, con plantas,  geometría sagrada, cristales, cuencos, etc.

Importante: Hay casos complicados que requieren la presencia de personas que se han preparado para realizar limpiezas energéticas a fondo, si sentimos que vivimos en uno de estos espacios recomiendo buscar una persona que sepa mover energías, pues puede ser contraproducente hacer la limpieza  o curar un lugar, sin saber protegerse. 

Limpieza en base a plantas sagradas:

sahumar

En los Andes, nosotros tenemos el honor de ser guardianes de plantas sagradísimas como la q’oa o K’oa, que es la base para la elaboración de la  “Mesa” de agradecimiento a la Pachamama, recomendamos a quienes puedan encontrarla, sahumar su casa con esta plantita.(Siempre dirigiéndonos al lugar donde sale el Sol, y en sentido contrario a las agujas del reloj.)

Pero para quienes viven en otros lugares, pueden hacer un “atadito” o simplemente poner en carbón algunas de estas sagradas hermanitas, poniendo todo el corazón, toda la intención y la fe para que estos humitos sagrados se lleven y alejen todo aquello que no sea de luz, es importante abrir todas las ventanas de casa, e inclusive la puerta invitando a salir esta energía:

  • PALO SANTO: El Palo Santo es para nosotros un elemento sagrado que además debemos proteger. En sahumerio, es un importante limpiador de energías densas y pesadas, libera los espacios muy cargados y aleja las energías negativas. Su aroma muy agradable calma, tranquiliza y ayuda a armonizar las relaciones. También se puede usar para meditación.
  • RUDA: La Ruda actúa como rompe hechizos ya que absorbe energías negativas, pensamientos densos, envidias, obsesiones. Actúa como una fuerte protección para el hogar. Es ideal para limpiezas de lugares donde hubieron discusiones, disputas, enfados.
  • SALVIA BLANCA:  Esta plantita sagrada, era utilizada en su mayoría por nuestros hermanos de América del Norte, purifica tanto nuestros cuerpos físicos y emocionales, como los lugares y objetos que utilizamos, inclusive para alejar a entidades de bajo astral.  Es especialmente útil en tiempos de grandes cambios en nuestras vidas, cuando podemos terminar intoxicados por energías estancadas o patrones de pensamientos negativos y obsoletos.
  • ROMERO: Se usa para limpiar lugares cargados de influencias negativas, sobretodo pensamientos pesimistas, tristezas, miedos, depresión,  pensamientos de baja estima.  Es recomendable para usarlo antes y después de una terapia, pues predispone el ambiente, lo prepara para un trabajo espiritual. Es un gran protector de la unidad familiar, es tranquilizador, ayuda a relajarse y permite buenas relaciones entre personas, como también conectar con las fuerzas de la naturaleza.
  • CEDRO: También usado por nuestros hermanos de americana del norte, se utiliza para llevar las oraciones al creador. Se utiliza para cerrar la brecha entre el cielo y la tierra. También parece que el cedro tiene conexiones con el poder del sol a través de muchas tradiciones diferentes, como los sumerios, la tradición cabalística y la mitología egipcia. A menudo se asocia con romper el mal uso de las fuerzas de poder o de gran alcance que pueda tener una influencia negativa.
  • HIERBABUENA: Se usa para llamar la abundancia, limpia lugares de energías de pesimismo, de estancamiento. Atrae elementales de luz y es fuerte protectora de la casa.

Estas son solo algunas de las abuelitas que usamos para sahumar. Es importante siempre abrir las ventanas, y después nosotros mismos darnos un baño de limpieza, para quitarnos cualquier resto energético que haya podido engancharse.  Para terminar la limpieza de plantitas podemos quemar un poco de copal o de incienso que armonizarían las nuevas energías.

Si deseas profundizar en este tema te invitamos a escribirnos o venir a los círculos femeninos en los que compartimos estos saberes.

Con el amor de esta bella lunita, mama killa, mama phaxsi, que siempre nos llena de sabiduría y nos hace reflexionar sobre cada paso que damos en el camino, entrego este mensaje, para que resuene en el corazón y llegue donde tenga que llegar…

Warawara
Madre · Wilumi · Mujer Medicina · Guardiana de los Misterios Sagrados
Sacerdotisa de la Pachamama, Sacerdotisa Solar y Lunar.

Alimentacion y ciclo menstrual

Quizás todas hemos escuchado alguna vez en nuestra vida que somos cíclicas o lunares. Algunas se habrán preguntado ¿qué quiere decir esto? Es una forma de llamar al proceso cíclico que vive la mujer continuamente en su periodo de fertilidad, desde la ovulación hasta la menstruación. Por ello, buena parte de creencias ancestrales y terapias femeninas asemejan nuestro proceso de sangrado al movimiento cíclico de nuestro satélite natural; la luna.

Comprender este orden “sencillo” y biológico de la mujer es vital para el empoderamiento de nuestra feminidad. Ahora bien, además de  mujeres con este ciclo lunar (cumplir con una fase de 28 lunas o 28 días promedio de nuestro ciclo) existimos mujeres que podemos tener la duración del ciclo menstrual diversa, entre 21 y 35 días y esto también entra dentro de lo normal.

Sin embargo, algunas también hemos conocido alteraciones de la menstruación, como por ejemplo:

Menorrea – “me llega mucho”: aumento excesivo del flujo de las menstruación con pérdida excesiva de más de 80ml y se extiende a más de 7 días).
Oligomenorrea – “me dura mucho en venir”: duración prolongada del ciclo del menstrual por más de 35 días entre una menstruación y la otra.
Polimenorrea – “se me fue rápido”: ciclo menstrual muy corto y menor a 21 días.
Polihermenorrea– “me viene mucho y ya me vino”: flujo menstrual abundante y acortamientos de intervalos intermenstrual.
Amenorrea , dismenorrea, hipermenorrea y un buen etc.

image

Hay muchísimas mujeres que sufren alguna o más de una de es estas alteraciones, en momentos puntuales o de forma permanente. Yo fui una mujer cuyo ciclo menstrual osciló entre “se me fue rápido y luego me viene mucho y ya me vino” además en cada ciclo tuve el llamado “síndrome premenstrual SPM”. Yo en particular prefiero llamarlo desarmonía o desajuste menstrual antes que síndrome. Éste se traducía en mi cuerpo como un dolor intenso en el vientre, dolores de cabeza y estados anímicos variados. Más tarde entendí que podía orientar este desajuste sin necesidad de tomar hormonas sintéticas y pastillas comerciales que te quitan todo; hasta las características de ser cíclica.

La verdad es que reorientar mi alimentación fue de vital importancia para entender lo que me sucedía hormonalmente durante mi ciclo menstrual. Es natural que existan sensaciones durante el ciclo, pero los desajustes pueden minimizarse, y para ello es importante equilibrar las hormonas relacionadas con la menstruación a través de los productos que ingerimos, pudiendo así vivir de una forma más saludable. Aquí os dejo algunos ejemplos:

Si nos da ansia por comer (sobre todo dulce) nos da sueño y cansancio es señal de desequilibrio del estrógeno. Para ello debes aumentar los cereales, incluye cebada a tus platos, consumir verduras (sobre todo las verdes), legumbres, frutas y modera o evita las carnes y lácteos ¿Y qué hay de las grasas y la comida chatarra? Nos encanta ir directas a las comidas sobre saturadas de grasas y azúcares, y esto lo que hace es empeorar nuestro nivel de estrógeno.Si nos hinchamos más de lo normal por la retención de líquidos, sufrimos aumento (con dolor excesivo) de los senos, cambios de humor con tendencia a depresión o mal humor, y dolores de cabeza, seguramente exista una desarmonía de la progesterona. Aumenta el magnesio, incluye a tus platos ñame, frutos secos, semillas de auyamas (calabazas), sésamo y nuevamente modera o evita el consumo de lácteo, carnes y café.

Existen plantas que se han vueltos nuestras aliadas, entre ellas está laVitex Agnus castus: hay estudios que indican que es una planta reguladora y que ha ayudado con los quistes en los ovarios, sirve también para la menopausia y para regular el “SPM”. Otros ejemplos: una infusión a la semana de valeriana te ayudará a sentirte más calmada; una infusión demanzanilla en las mañanas suaviza el movimiento de las paredes del útero y ayuda a que baje la sangre; y unas góticas de flores de Bach, como elEscleranto, ayuda con los cambios de humor.

¿Qué le pasa a mi cuerpo? ¿Cuál es mi ciclo? ¿Cómo vivo? ¿Cómo me alimento? Después de estas preguntas y con tiempo, descubrí el gran secreto; reconocí, como dice Pabla Pérez Dejar, que “el ciclo fluye con lo que mi corazón puede sostener”. Hay que explorarse, aprender cuál es el ritmo de tu cuerpo, tu tipo de ciclo menstrual y finalmente, buscar los alimentos que hagan que este sea lo más armónico posible.

¿Te sumas al cambio?

Articulo publicado y editado por Proyecto Kahlo
http://www.proyecto-kahlo.com/2015/08/alimentando-ciclo-menstrual

Imagen: Isa Sanz